• Rincón luminoso de un río

    El otro día escuché una frase de Sartre que decía: “Cada hombre es lo que hace con lo que hicieron de él”.Me detendré hoy en la mitad de la frase… “lo que cada uno puede hacer”… para mí, la cuestión fundamental y lo que diferencia entre el trauma y el suceso, está en la respuesta… la que podemos (o no) dar, ante los avatares de la vida. Es cierto que hay veces en las que nos sentimos superados y aquello que tendría que haber sido descargado, queda dando vueltas en el cuerpo y empujando la repetición. Por eso, por la falta de recursos para responder a lo externo e interno que…

  • En el bosque

    “Lucho contra tres gigantes, querido Sancho; estos son: el miedo, que tiene fuerte raigambre y que se apodera de los seres y los sujeta para que no vayan más allá del muro de lo socialmente permitido o admitido; el otro es la injusticia, que subyace en el mundo disfrazada de justicia general, pero que es una justicia instaurada por unos pocos para defender mezquinos y egoístas intereses; y el otro es la ignorancia, que anda también vestida o disfrazada de conocimiento y que embauca a los seres para que crean saber cuando no saben en realidad y que crean estar en lo cierto cuando no lo están. Esta ignorancia, disfrazada…

  • Charco de los picantes. Bicorp

    Lacan entiende el arte como una sublimación del vacío, un intento de conocer, de presentir, de fisgonear, percibir e indagar en torno a “Lo real”. Como toda cruzada, circula siempre por la vereda de lo imposible, intentando atrapar aquello de lo que nada puede decirse, a base de intentos desesperados que quedan siempre a medio camino de asir el objeto. Sin embargo, no hemos de darnos por vencidos, pues a pesar de perseguir un rastro de lo imposible que se escurre a cada instante, el trayecto nunca es baldío, pues deja a su paso un destilado de progresos y consecuencias. Quienes nos internamos en algún tipo de disciplina artística, vamos…

  • Reflejo

    Como todo arte, la acuarela requiere un camino cuyos principios pueden ser frustrantes… implica dedicación, largos tiempos de observación, estudio, innumerables ensayos y errores, renuncias, desengaños, madrugadas desveladas, atascos y nuevos amaneceres… para volver siempre a empezar. Los errores a veces son bendiciones, pero solo si uno comprende que se trata de hacer con lo que hay, de no pelearse, de aceptar la contingencia de la vida y ponerse a favor. Cada error muestra un camino, una nueva oportunidad, pero solo si la curiosidad puede ganar la partida al ego voraz para buscar la forma de adaptarse y salir del atasco. Es necesario equivocarse mil veces, romper papel, dejar los…

  • Una sensación

    En ésta acuarela he pretendido capturar una pequeña sensación, un momento sucedido en un pequeño lugar. Perdí de vista las formas, la escena… y puse mi mirada en el instante de luz.

  • Saliendo del baño

    Salir de los abismos de cada cual es a veces un sendero inhóspito y extraño… A menudo la pulsión, disfrazada de particulares maneras, vuelve a empujar en su lado más siniestro, secuestrándonos y llevándonos a esos lugares donde extraños sentires toman el mando y nos dirigen por despeñaderos que, aunque conocidos, no dejan de ser cautivantes… Lacan decía: “La pulsión es un eco, de un decir (del otro) en el cuerpo”.En definitiva huellas de nuestras relaciones primarias que funcionan en un régimen autónomo y brutal… restos no simbolizados que como un huracán lo desbaratan todo en su empuje estrellándonos contra el otro y buscando coartada para justificar lo que sentimos. En…

  • Reflejos del cielo nublado

    “¡Díos mío, Dios mío! ¡Qué extraño es todo hoy! ¡Y ayer, en cambio, era todo normal! ¿Habré cambiado durante la noche? Vamos a ver: ¿era yo la misma al levantarme esta mañana? Casi creo recordar que me sentía un poco distinta. Pero si no soy la misma, la pregunta siguiente es: ¿quién diablos soy? ¡Ah; ése es el gran enigma!” (Alicia en el País de las Maravillas)

  • El río entre las rocas

    Este fin de semana cumplí 48 años, y tuve la suerte de estar rodeado de muchos de mis amigos. Los 50 me rondan y aunque nunca fuí supersticioso ni me angustia sobremanera el cumplir de los años, reconozco que  una nube sombría me visita a deshoras cuando las noticias de decesos o tumores variados suenan de cerca.  A todas estas, mi hijo menor, que anda con su propio nudo, me volvía a hacer una de esas preguntas que son puro agujero: ¿Por qué las personas queridas se tienen que marchar? Sabedor de que cualquier respuesta era trilera, pero que se hacía necesaria alguna vaselina para no dejarle a quemarropa ante…

  • CHARCA TROPICAL

    “Estamos hechos de historias”. Historias que se pierden si no se las cuenta, que se desvanecen cuando no hay quien las escuche. Todavía recuerdo a mi abuelo relatar aquellos pasajes de su historia que ya nadie quería escuchar mientras decía: “a la gente ya no le interesa lo que cuenta un viejo”. Era entonces cuando yo le decía: “a mí sí abuelito”. Y entonces él me contaba sus recuerdos, historias que me parecían maravillosas, salidas de un mundo diferente al de un niño. A veces se le caían las lágrimas al hablar de su dolor, de los tiempos de la guerra. Yo no entendía ese dolor, pero me dolía, y escuchaba…